News

El pie del paciente diabético
19 Jan 2018
El pie del paciente diabético

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre debido a la ineficacia biológica de la insulina —la hormona producida por el páncreas que controla la glucemia en la sangre. En la actualidad, los principales problemas para los diabéticos están relacionados con las complicaciones crónicas que implica esta patología. Entre las complicaciones de la diabetes, el pie diabético está asumiendo un rol cada vez más importante.
Según las estimaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud), aproximadamente 15% de los diabéticos tendrá en el transcurso de su vida una úlcera en el pie que requerirá tratamiento médico.

¿Qué es el pie diabético?

El pie diabético es una grave condición crónica invalidante causada por el daño funcional de la microcirculación (isquemia) o de los nervios (neuropatía diabética) en los miembros inferiores, capaz de comprometer la función y/o la estructura del pie.

Es importante que el paciente sepa que esta patología puede complicar la evolución y la gravedad de la diabetes. Esta representa la principal causa de amputación de los miembros inferiores (si se excluyen los accidentes) y puede desembocar en la muerte del paciente por el desarrollo de una gangrena y la difusión de la infección.

  • Neuropatía: daño del sistema nervioso periférico. Los síntomas más habituales son:
    • dolor;
    • hormigueo;
    • calambres;
    • pérdida de la sensibilidad (incapacidad de percibir dolor, calor y frío);
  • Isquemia: se refiere a los problemas de circulación sanguínea total o parcial del aparato circulatorio (arterias y venas)

La neuropatía diabética puede causar la pérdida de la capacidad de percibir dolor y/o variaciones de temperatura en las extremidades inferiores. En general, un paciente diabético tiende a no darse cuenta de que tiene heridas, quemaduras, congelamiento, etc., en los miembros inferiores porque se debilitan las respuestas de defensa al dolor.
Si a esta patología se asocia la mala circulación sanguínea, como en el caso de lesiones a los vasos o arteriopatía, incluso una pequeña lesión puede causar daños gravísimos, como úlceras sangrantes, que si no se tratan, pueden provocar gangrena.

La diabetes no controlada pone en riesgo no solo el bienestar de los pies, sino también la vida del paciente.

Más información:
Tratamiento y prevención del pie diabético

 

Ultimi articoli
Contáctanos


Acepto la política de privacidad




Copyright ©2018: Podolife