News

La hiperqueratosis
19 Jan 2018
La hiperqueratosis

¿Qué es la hiperqueratosis?

La hiperqueratosis es una alteración de la piel que consiste en el engrosamiento del estrato más externo de la epidermis sujeto a una acumulación de células epiteliales o queratinocitos. Los queratinocitos se forman sobre el estrato basal de la epidermis y son expulsados al finalizar su ciclo (40 días) de la superficie cutánea a través del proceso de descamación, momento en el cual no tienen núcleo y están saturados de queratina.

En los casos de inflamación cutánea, se altera el equilibrio de creación y expulsión de células epiteliales, o se generan más queratinocitos de los que se eliminan hasta que se forma la acumulación o el engrosamiento de la piel, que se denomina hiperqueratosis.

¿Cuáles son las formas y los síntomas de la hiperqueratosis?

  • Callos y durezas
    Ambos se manifiestan con un engrosamiento de la piel provocado por la fricción constante o el incremento de la presión sobre un área del cuerpo. En general, se forman en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
    Debido a que no son de naturaleza patológica, esta forma de hiperqueratosis se llama biomecánica.
  • Verrugas
    Aumento de material queratinoso como consecuencia de una infección viral; el caso más común es el virus del papiloma humano (VPH).
  • Eczema
    Se trata de una inflamación cutánea no contagiosa que provoca prurito. Se manifiesta con la aparición de pequeñas manchas rojas, láminas húmedas o forúnculos inflamados. Como es pruriginoso, es importante recordar que al rascarse se tiende a empeorar la situación. El eczema se puede deber a:
    – contacto con agentes irritantes
    – alergia alimentaria.
    Es difícil de curar y para combatirla es fundamental evitar la sustancia que lo causa.
  • Liquen plano
    Enfermedad mucocutánea rara (1% de la población) causada por una alteración inmunitaria que daña los queratinocitos.
  • Ictiosis
    Disfunción cutánea de origen genético.

¿Cuáles son las causas de la hiperqueratosis?

Las causas más comunes de hiperqueratosis son:

  • senectud (vejez): al envejecer se altera el funcionamiento normal de las células cutáneas y se origina un potencial engrosamiento o adelgazamiento de la piel
  • defectos posturales
  • calzado inapropiado
  • otras patologías (VPH, eczema, soriasis, etc.)

Tratamiento de la hiperqueratosis

La hiperqueratosis y la sequedad de la piel del pie son, en general, resultado de múltiples estímulos endógenos (envejecimiento, enfermedades dismetabólicas) y/o exógenos (mecánicos, químicos, físicos) a los cuales un órgano tan complejo como el pie se debe adaptar continuamente.

Cuando estos estímulos son persistentes, se vuelven factores negativos responsables de la hiperactivación patológica de los mastocitos (célula inmunitaria localizada en el tejido cutáneo).

La respuesta inmunológica de los mastocitos da origen a un proceso de inflamación, caracterizado por dolor y ardor local, donde se liberan de manera excesiva los factores biológicos de crecimiento (EGF o factor de crecimiento epidérmico, FGF o factor de crecimiento de fibroblastos) responsables del aumento anómalo de las células de la estructura de la piel: los queratinocitos. Esto predispone el tejido a las hiperqueratosis (callos, durezas, verrugas) especialmente en personas consideradas frágiles, como las personas ancianas.

El tratamiento de primera línea de las hiperqueratosis prevé:

  1. el control primario del componente inmunitario hiperactivo, es decir, la modulación de los mastocitos;
  2. el potenciamento del recambio de los queratinocitos y su deposición regular sobre el estrato cutáneo;
  3. el adecuado ablandamiento de la piel hiperqueratósica.

La presencia de adelmidrol (ALIAmida) en preparados específicos en gel permite controlar la hiperactividad de los mastocitos epidérmicos actuando de manera eficaz sobre la inflamación y el trastorno proliferativo de los queratinocitos.
Además, es importante aportar sobre el tejido hiperqueratósico urea (en concentraciones adecuadas -20/40%-), sustancia capaz de inhibir la acumulación de las células queratinocitosas de baja vitalidad y, en consecuencia, el endurecimiento de la piel (acción queratolítica).

Ultimi articoli
Contáctanos


Acepto la política de privacidad




Copyright ©2018: Podolife